Cavitador

La Cavitación es un fenómeno físico de Resonancia Acústica, que se logra cuando se emite una frecuencia determinada contra una estructura sólida. Al usar una frecuencia de vibración específica a cierta potencia, se ponen en resonancia las moléculas de una estructura específica, generando microburbujas, que colapsan e implosionan, rompiendo solo esa estructura en forma selectiva y no otra.

Seguramente usted recordará la situación en la que un tenor, al cantar en cierto tono, rompía una copa. Bueno ese es el proceso de resonancia y cavitación. La nota del cantante tiene una frecuencia específica de baja potencia que resuena únicamente contra el cristal y se rompe.

En el caso del adipocito, se ha observado que la frecuencia de resonancia se logra entre 37 y 42khz.
Al utilizar una vibración específica de un ultrasonido de frecuencia específica con mayor capacidad de compresión y de menor efecto térmico, se generan campos de cavitación estable (microburbujas de aire), para luego implosionar.

Esta implosión, favorece la rotura de las grasas y son liberadas de sus membranas en cadenas más cortas en formas de ácidos grasos libres y glicerol, para su posterior eliminación de forma natural a través de los sistemas urinario, y linfático y a través de las heces.

Al volcar sobre sistema linfático y no sobre el venoso, no existirían riesgos de embolias.

© 2011 www.miasalud.com.ar
Desarrollado por